Salmos

Sal 123

SALMO 123 (122)

Oración de los afligidos

123 1 Canción de las subidas.

A ti levanto mis ojos,
tú que habitas en el cielo.
2 Lo mismo que los ojos de los siervos
miran a la mano de sus amos,
lo mismo que los ojos de la sierva
miran a la mano de su señora,
nuestros ojos miran a Yahvé, nuestro Dios,
esperando que se apiade de nosotros.
3 ¡Piedad, Yahvé, ten piedad,
que estamos hartos de desprecio!
4 Estamos por demás saturados
del sarcasmo de los satisfechos.
(¡Los soberbios merecen el desprecio!)

SacraScriptura.org

2559.27 KiB 17.89 ms